Notas sus movimientos dentro de ti. Tu cabeza imagina y sueña sobre el futuro.

Das a luz y por fin ves esa carita. El tiempo pasa, y cada gesto, cada pasito, te emociona y llena de orgullo.

”Te quiero”. Los besos. Los abrazos. Los mimos. El cariño. Las risas. El confort que sientes y siente al estar juntos.

Pasan los años y lo más bonito del mundo sigue regalándote instantes de amor.

Abro esta sección dedicada a la maternidad y embarazo mientras espero a mi segunda bebé, por supuesto, acompañada de mi peque y con toda la ilusión del mundo. 🙂

¡Un saludo!