¡¡Muy buenas a tod@s!!

Estreno la nueva sección del blog “Actividades en 5 minutos” con algo rápido,  fácil,  vistoso y terrorífico. 

Necesitamos una botella de  detergente vacía, unas tijeras, un rotulador permanente y una vela.

Lo primero de todo, hay que lavar bien la botella para eliminar los posibles restos de jabón. 

Con las tijeras, haremos una apertura por la parte trasera para poder introducir la vela.

Con el rotulador permanente, haremos unos ojos y boca o lo que se nos ocurra. Esta parte la pueden hacer los niños.

Sol rellenó los ojos y yo hice la boca.

¡¡Y ya tenemos un fantasma para iluminar la noche de ánimas!!

Esta tarde os comparto la próxima actividad en 5 minutos.

¡Un abrazo!