¡Buenos días!
Hace unas semanas que Elia, una de las peques que viene a la casa canguro, trajo un ¡COCO!
En ese momento teníamos ante nosotros la posibilidad y el placer de aprender un poquito sobre el coco, tocarlo, abrirlo, probarlo, saber que nos aporta…
Quiero agradecer desde aquí a la familia de Elia por traernos uno. 🙂

image

¿Qué hicimos primero con el coco?

Elia nos lo presentó y tocamos la parte exterior. Los peques lo cogieron para notar su peso, también lo comparamos con otras cosas que tuvieran la misma forma (pelota, naranja, etc.) Y esto nos llevó a hablar sobre las esferas.

¿Cómo se abre?

Preparamos algunos utensilios con los que poder abrirlo.

image

Los peques probaron primero y se armaron con martillo a golpes.

image

Como no podían, era mi turno.
Que ingenua yo, pensaba que lo abriría en un momento… XD ¡hace tiempo que no partía uno! Pero no…
Finalmente hubo ayuda externa y el coco se abrió frente a la carita de asombro de los niñ@s, con un “alaaaa” y un “ya se abieto” de lo más tierno. ❤

El agua de coco se desparramó y no pudimos probarla, pero el coco a trozos fue un manjar. Les encantó.

image

Como si se tratase de un puzzle, intentamos montarlo de nuevo. Sin mucho éxito. XD

¿Y si lo pintamos?

Aquel día les propuse pintar al coco. Entre todos, hicimos una mezcla lo más parecida al marrón de la cáscara.
Después, cada uno ilustró el coco a su manera.

image

¿Cocinamos?

Al día siguiente hicimos una receta poco sana deliciosa receta: Galletas nevadas. Que además coincidió con días de nieve (menudo mesecito llevamos).

Para hacer las galletas necesitamos:
-Coco
-Galletas
-Crema de cacao
-Leche

image

Elaboración:
Rallamos el coco. Si lo prefieres, puedes utilizar coco del que venden rallado.

image

image

Untamos la crema de cacao sobre una galleta y colocamos otra encima (lo que viene siendo las galletas del príncipe de toda la vida).

image

Introducimos en la leche unos segundos y la rebozamos con el coco rallado.

image

image

Cuando hemos hecho unas cuantas, las metemos en la nevera para que se enfríen y… ¡¡¡a comer!!!

¿Qué sabemos del coco?

Por último, les enseñé fotos de las palmeras y hablamos sobre los beneficios que nos aporta.
Busqué la información por internet, aquí, y aquí.

¿Os animáis a probar con vuestros peques?
Espero que os haya gustado.
Si te ha gustado, puedes seguir el blog desde Facebook, y enterarte de otras actividades.
También puedes comentar el post, me hacen mucha ilusión vuestros mensajes. 🙂

¡Un abrazo!